tercer Milenio en la Cultura

Ensayos

ACERCA DEL HOMBRE Y EL ARTE

por Hilda Capitano

Dejar Comentario  Enviar por Mail  Imprimir  Versión para No Videntes


Nace el arte de la necesidad del hombre de crear otra realidad, fuera de su acontecer, para tratar de mediar entre las circunstancias y acontecimientos que no puede dirigir, y sus deseos y necesidades de subsistencia.
El medio ambiente que lo rodea, lo aplasta, lo aterra, le obliga a permanecer durante las horas de oscuridad acurrucado, a la intemperie o en refugios. Es algo que está fundido en esta naturaleza, que le impone sus ritmos, sus fuerzas destructoras o benefactoras.

Piedra, madera, huesos, se irán doblegando poco a poco a su imaginación...

Y como la misma naturaleza, tendrá muy lentamente algunos cambios, que lo van adaptando de acuerdo a su propia experiencia de grupo. Piedra, madera, huesos, se irán doblegando poco a poco a su imaginación, transformando la realidad de la naturaleza. Ya las piedras no serán más piedras, sino puntas arrojadizas; ya los troncos no serán solamente parte de los árboles sino que se trasformarán en largos palos para la caza, para la pesca. Del hueso duro obtendrá toscas agujas con que coser sus vestiduras, para sobrevivir a los cambios climáticos
Los abrigos y las cavernas que lo acogerán, también servirán para que exprese la angustia de esa necesidad vital de vencer al mundo exterior, y en la oscuridad de su mente un chispazo de luz le permitió expresar esa otra realidad deseada: y trató de imitar las formas de todo lo que veía y reproducirlo en líneas y colores. Un arte intencionado, utilitario, en el que está presente su propósito de dominar su lugar de caza, convocando con sus dibujos a que sus deseos se vean colmados. Sin saberlo, invocaba a fuerzas superiores que estaban fuera de sí, que no eran palpables, pero que existían.
Cada anochecer veía con horror que el sol desaparecía. Su terror a la oscuridad lo sometía a quedarse quieto. Por la mañana, ante el temor de que no volviera a verlo, iniciaba ritos de invocación para que lo iluminara nuevamente.
Testimonio vívido de varios cientos de miles de años nos hablan de un arte pictórico ritualista y utilitario, único exponente del pensamiento de aquellos primeros seres humanos, sólo nos dan una idea escasa de todo lo que habrán sido dichas escenas en el momento en que la estaban viviendo.
A esas figuras rígidas, coloreadas aprovechando las rugosidades propias de las rocas, tendríamos que agregar los movimientos de cuerpos imitando a sus futuras víctimas, en una danza gestual, con sonidos como lenguaje expresivo.
El ser humano, en una larga peregrinación evolutiva de cientos de miles de años, no ha dejado de expresar en forma simbólica una parte importante de su pensamiento. En la pintura se la aprecia mejor, como las llamadas 'naturalezas muertas', hasta la trasfiguración de la realidad a través de conceptos basados en nuevas formas del pensamiento. Esta evolución ha llegado a generar varias escuelas y movimientos en todos los aspectos de arte, el poético, la danza, la música, etc.
A través de estas expresiones, va dando forma externa al mundo que lo rodea, pero que nace en su yo más profundo. La idea de desintegración del hombre está presente en el arte moderno, que la suma de voluntades no ha podido detener.
Es como si a través del arte, se puede leer el futuro de la humanidad.
Rosario, 2009

Volver arriba

 

Comentarios:

Jueves 21 de Septiembre de 2017

 

Nombre de Usuario:

Contraseña:

¿Olvidó su contraseña?
 
Regístrese como Usuario

 

 


Institucional

Nuestra Historia

Invitación a Asociarse

Galería de Fotos

Enlaces de Interés

Editorial

Novedades

 


Concursos

Cuentos

Ensayos

Entrevistas

Infantiles

Libros

Plástica

Poesías

Relatos

 

Fuiste a la feria del Libro de Bs As?

Impresionante

Más gente que nunca


Ver Resultados

Tercer Milenio en la Cultura
Asociación Tercer Milenio, Rosario, Argentina

Desarrollado por
Rodrigo Guidetti