tercer Milenio en la Cultura

Ensayos

LAS MANOS Y SU LENGUAJE

por Asociación Tercer Milenio

Enviar por Mail  Imprimir  Versión para No Videntes

Las manos y su lenguaje
Por Dra. Elisabetta PAGLIARULO

Las manos “herramientas prodigiosas” han estado presentes desde las primeras manifestaciones de la humanidad como objetos de representaciones simbólicas y estéticas. Desde la prehistoria -las pinturas rupestres- hasta la actualidad -las manos de Rodín, de Picasso- son algunos de los ejemplos que nos hablan de la importancia que el hombre le ha conferido a lo que la ciencia considera como el órgano que hace manifiesta a la inteligencia, en cuanto correspondencia entre ideas y realizaciones.
Las manos son probablemente los indicadores artísticos más antiguos de la creación humana; han simbolizado el poder físico y metafísico, para el bien y para el mal; para la caricia y para el castigo, por ello se las considera instrumentos que ponen en acto lo que contiene el cerebro y el corazón del hombre.

Primera imagen Las manos MD en español
Es una tradición reconocida, en la antigua religión hebrea, que la mano izquierda de Dios se relaciona con la justicia y su mano derecha con la misericordia, ésta, es la que bendice y se asocia con el poder sacerdotal, mientras que la mano izquierda representa la justicia, relacionada con el poder monárquico.
En China la mano derecha es la del obrar y la izquierda la de la sabiduría.
Para los egipcios la mano significaba fuerza, potencia y vigor, al representarlas juntas adquieren el valor de la concordia., dar la mano aún hoy implica saludo, respeto, acuerdo.
Todas las culturas han dado a las manos múltiples connotaciones, pero es destacado el simbolismo esencial que los budistas y los hinduistas han asignado a los gestos de las manos, denominados mudra.1 El simbolismo de los mudra no es sólo formal: verdaderamente la palabra designa a la vez el gesto y la actitud espiritual que expresa y desarrolla.
Las danzas rituales, que forman parte de lo más primario de las culturas, involucran prevalentemente a las manos como medios de la expresión de un lenguaje gestual. Sucede algo semejante en las representaciones artísticas, las posiciones de las manos y de los dedos figuran actitudes espirituales. Todas las civilizaciones han empleado, con gran diversificación de recursos y posiciones, el lenguaje de las manos.
El lenguaje verbal ha contribuido al conocimiento de las funciones de las manos mediante bellísimas descripciones, del aspecto formal y más aun de sus movimientos y expresiones. Han pasado a las imágenes visuales, táctil, sonoras, las manos del amor, las del odio, las de las bendiciones y también de la ira. Otras formas divulgadas por las palabras son los modismo que en su mensaje integral logran efectos movilizadores, por ejemplo: “me pongo en tus manos”, forma figurada de decir confío en ti; “estoy atado de manos”, no puedo actuar.
Otra función atribuida a las manos es la transferencia de energía o potencia. la imposición de manos, actualizada hoy mediante numerosas técnicas y del yoga, del reiki, de antigua génesis religiosa ceremonial, tiene una vigencia que trasciende al acto para transformase en un lazo o conexión espiritual y energética.
En otro plano, las manos con sus movimientos, delinean un ritmo en consonancia con la posición corporal y el mensaje que quiere trasuntar, éste conlleva una relación muy directa con el significado constituido de emblemas que funcionan como patrones culturales de una sociedad.
La imposibilidad de la comprensión entre individuos de lenguas o culturas diferentes puede simplificarse mediante las expresiones gestuales, que al trasuntar las barreras comunicacionales de dos o mas lenguas, adquieren un rango de lenguaje gestual compartido, que refuerza el mensaje verbal y cumple la función comunicacional.
Los gestos, en especial los que hacen las manos, suelen aparecer cuando una persona tiene dificultad para expresar lo que quiere decir a su interlocutor; de este modo el lenguaje gestual funciona como recurso didáctico para informar y para enfatizar el mensaje.
El lenguaje gestual de las manos, se transforma en corporal, en el sentido de totalidad, pero son las manos las que concentran la atención del interlocutor. Siguiendo estas evidencias los artistas de todos los tiempos han sabido hallar las manifestaciones más expresivas a través de la representación de las manos.
En cuanto medio de comunicación, la voz humana es el órgano más excelso, pero la gesticulación con las manos también transmite muchas cosas: “Sirve de clave a la tensión de un individuo o de una acción, puede ayudar a precisar su origen étnico y representa una manera directa de expresión de la personalidad o de la situación por la que atraviesa el dueño de las manos”.2
La Psicología Social ha estudiado, mediante la observación sistemática y las inferencias correspondientes, los movimientos de las manos; su objetivo es ponderar las posibilidades de comunicación implícitas de los mismos, ésta depende de la interpretación del receptor, condicionada por el contexto y sus limitaciones.
La utilización de las manos como forma de producir un mensaje simbólico ha sido utilizado por muchas culturas y su lenguaje se ha ido construyendo a través del tiempo, un ejemplo de ello es la representación de la pasión y muerte de Jesucristo, denominada Vía Crucis, tema fundante de la religión católica.

El Vía Crucis: el mensaje que logran las manos

El Vía Crucis, Estaciones de la Cruz o Vía Dolorosa, son las denominaciones que remiten a la recreación simbólica del camino recorrido por Cristo, hacia su crucifixión en el Monte Calvario.
La costumbre de rezar las Estaciones de la Cruz, comenzó en Jerusalén, poco tiempo después del hecho histórico real, según la tradición, la Madre de Cristo visitaba diariamente las estaciones originales y el Padre de la Iglesia, San Jerónimo, nos habla que en su tiempo muchos peregrinos provenientes de los países más diversos acudían para visitar los lugares santos, entre ellos, el último Camino de Cristo, que se convirtió en la meta de muchos peregrinos desde la época del emperador Constantino.
No se sabe desde cuando este recorrido se organizó en catorce estaciones3 como lo conocemos hoy, pero puede suponerse con visos de verdad, que fueron los franciscanos quienes identificaron los sucesos más significativos del recorrido, ya que desde 1342, ellos custodian los lugares mas preciados de Tierra Santa.
El Vía Crucis -del latín “Camino de la Cruz”- se trata de un camino de oración que busca adentrar al orante en la meditación de la Pasión de Jesucristo. El camino se representa con una serie de imágenes de la Pasión o “Estaciones” correspondientes a incidentes particulares que Jesús sufrió en la persecución de su entrega personal. En definitivas, el Vía Crucis es una oración que se divulgó en toda Europa y donde ella dominaba; la distancia y en especial la presencia de los musulmanes en el Cercano Oriente, hacían imposible la visita de los lugares santos. De este modo, en los siglos XV y XVI, se erigieron Estaciones en diferentes lugares de Europa. Mas adelante comenzaron a difundirse bellos libros de oraciones con representaciones artísticas de los hechos narrados en las catorce Estaciones.
El arte tomó como propia la temática viacruciana, la pintura , la escultura, el grabado, el vitraux, el miniado y finalmente la imprenta se encargaron de representar cada Estación con el realismo o con la creatividad de cada representación estética.

“Las manos del Calvario”

América, antes y después de la colonización, nos brinda la posibilidad de detectar manifestaciones culturales donde las manos son protagonistas, en la Patagonia argentina, la cueva de las manos de la época prehistórica americana y las improntas dejadas por las culturas nucleares y periférica en todo este continente que coinciden con el período antiguo y medieval europeo, demuestran la existencia de símbolos comunes que repiten los grupos humanos. Algunas regiones americanas constituyen un imponderable campo de estudio del sincretismo religioso, concepto que nos permite ver como un pueblo puede aceptar y practicar rituales provenientes de culturas diferentes. También nos ofrece la posibilidad de constatar los medios utilizados para la evangelización, mediante la transposición de recursos didácticos de Europa a América para enseñar principios y ejemplos de vida que constituyen el bagaje de una religión, en definitivas de una cultura y México es una cantera de estos fenómenos.
En el trayecto que va de la ciudad de México a Mérida, Raquel Vilche, una artista entrerriana detectó, en una pequeña capilla dedicada a Santa Prisca, un bellísimo vía crucis, cuyas medidas eran en consonancia con las dimensiones del ámbito arquitectónico. Su dedicación a la fotografía artística le hizo percibir la importancia de esos catorce cuadro que encerraban las etapas de lo que denominó “Las Manos del Calvario”; de origen anónimo y sin referencia explícita a un tiempo y al lugar de origen, lo que es claro es que en esas representaciones se había logrado la síntesis perfecta para enseñar, sin alusión a etnias ni a religiones, los sufrimientos humanos expresados mediante las manos, sus herramientas prodigiosas.
Las fotografías tomadas del original fueron tratadas por la artista para luego ser presentada en una muestra que constituyó, tanto en Rosario como en otros lugares del país, una manifestación doblemente artística: primero, por la creación original; segundo, por la acertada recreación, que implicó el riesgo de desvirtuar su realismo por el uso de un medio técnico. El impacto de estas producciones en el espectador se logra por la economía de recursos y la síntesis de sus mensajes, que conforman un lenguaje universal ligado al sufrimiento humano.
Para comunicar al lector los contenidos aludidos bastan los siguiente cuadros seleccionados que se refieren a cuatro de las Estaciones.
La primera estación: “Jesús es condenado a muerte” el cruce de las manos atadas y descarnadas de un cadáver sobre el pecho, se identifican con prisión, muerte y resignación;
la segunda estación: “Jesús carga con la cruz” sólo fue necesario el cruce de dos leños y dos manos que acarician el madero como símbolo de la aceptación del sacrificio;
la cuarta estación: “Jesús encuentra a su Santísima Madre”, dos manos de mujer que se alargan y se abren en la actitud de dulce acogida;
finalmente la decimotercera estación: “El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz” muestra una cruz sugerida por cruce del antebrazo y la mano de Cristo, muerta físicamente y la mano del asesino muerte por su acción. breitling replica, fake rolex, omega replica


San Pablo afirma y también sugiere en sus epístolas que al hombre se conoce por sus obras, las manos forman parte de ese obrar, en sentido real y figurado, de manera que la representación de las manos, su preeminencia temática reafirma la conexión que existe entre ellas y la racionalidad, la laboriosidad y con la afectividad de los hombres de todos los tiempos.
Rosario, 2004



1) El varada-mudra, don: mano bajada, con los dedos extendidos y la palma hacia delante; el tarjani-mudra, amenaza: puño cerrado, con el índice extendido apuntando el aire; el anjali-mudra: gesto de adoración y plegaria, etcétera.

2) DAVIS, Flora - “El lenguaje de los gestos” Buenos. Aires. Emece Editora, 1998, p. 108.

3) Las Estaciones del Vía Crucis son: 1) Jesús es condenado a muerte; 2) Jesús carga con su cruz; 3) Jesús cae por primera vez; 4) Jesús encuentra a su Santísima Madre; 5) Simón, el Cireneo, le ayuda a llevar la cruz; 6) La Verónica limpia el rostro de Jesús; 7) Jesús cae por segunda vez; 8) Las mujeres de Jerusalén lloran por Jesús; 9) Jesús cae por tercera vez; 10) Jesús es despojado de sus vestiduras; 11) Jesús es clavado en la cruz; 12) Jesús muere en la cruz; 13) El cuerpo de Jesús es bajado de la cruz; 14) El cuerpo de Jesús es colocado en el sepulcro.

Volver arriba

 

Domingo 23 de Julio de 2017

 

Nombre de Usuario:

Contraseña:

¿Olvidó su contraseña?
 
Regístrese como Usuario

 

 


Institucional

Nuestra Historia

Invitación a Asociarse

Galería de Fotos

Enlaces de Interés

Editorial

Novedades

 


Bibliográficas

Concursos

Cuentos

Ensayos

Entrevistas

Infantiles

Libros

Plástica

Poesías

Relatos

 

VAS A PARTICIPAR DEL CONCURSO DE NOVELA HISTÓRICA BREVE?

SI

NO

SABES CUANDO CIERRA?

CREES QUE SERÁ MUY DIFICIL?

TE GUSTARÍA PARTYICIPAR PERO NO TE ANIMAS?

SABES QUE EL PRIMER PREMIO ES LA PUBLICACIÓN DE LA

ANIMO!!! A ESCRIBIR

LOS MEJORES TRABAJOS SE PUBLICRÁN TAMBIÉN EN LA PA

EL INSTITUTO DE CULTURA DE CORRIENTES AUSPICIA EST

EL CIERRE DEL CONCURSO ES EL 30 DE OCTUBRE DE 2015


Ver Resultados

Tercer Milenio en la Cultura
Asociación Tercer Milenio, Rosario, Argentina

Desarrollado por
Rodrigo Guidetti