tercer Milenio en la Cultura

Bibliográficas

El árbol de Lelio Gurruchaga

por Asociación Tercer Milenio

Enviar por Mail  Imprimir  Versión para No Videntes

Prólogo por María Rosa Berdou de Bello.

Prologar un libro constituye una distinción para el que lo hace.
«El árbol» es libro para leer y releer detenidamente y así, llegar al sustrato del pensamiento que encierran sus aseveraciones y sus aspiraciones.
Páginas que invitan al lector a unirse, a ser uno solo con el poeta que transmite lo que siente y piensa, y posee el don de volcarlo en letras con música de poesía. Prosa y poesía críticas, alegato social, exaltación de las virtudes, del amor, de la pasión.
Apasionado para el juego del amor, apasionado para combatir vicios y defectos, el poeta nos brinda este, su nuevo libro que titula «El árbol».
«El árbol» es árbol de muchas ramas, abierto en muchas direcciones, hacia el viento huracanado, hacia la brisa suave, a las caricias del sol y a las inclemencias de las tormentas, pero con una sola raíz: el afianzamiento y la defensa del pensamiento del autor, de su manera de ver la vida y de reflexionar sobre ella.
La prosecución de la línea trazada emerge a través de la prosa y de las poesías, en este libro de poesía y amor, de poesía y pasión, de poesía y filosofía, de poesía y tesis, de poesía y alegato.
Libro para releer, poesía para analizar, poesía de más de una lectura para poder llegar al pensamiento profundo y al sentimiento escondido tras la máscara de los versos, «El árbol» es el mensaje pleno, completo, total, de un poeta pleno.

De su prosa

Educar al hijo, una obligación

La educación es una actividad totalizadora, es decir, que se dirige a todas las facultades humanas; por supuesto a las intelectuales; pero también a las morales y espirituales. Limitar la educación tan sólo al desarrollo de las facultades intelectuales, es reducir la concepción de la educación a una mera instrucción, es decir, a una transmisión al niño de un conjunto de conocimientos y de habilidades instrumentales que pueden serle útiles para sus posteriores adquisiciones personales. Pero esto no es todo.

De la obligación de los padres sobre la educación de sus hijos se deriva el derecho a elegir la escuela en que desean se formen hasta que sean capaces de optar por sí mismos.
Esta obligación de los padres es inalienable.

Las escuelas públicas y privadas deben estimular a los niños y adolescente a apreciar con recta conciencia los valores morales y a prestar especial adhesión personal a su proceder, en los que los elementos de la cultura participen de la concepción ética del hombre.

El derecho de toda persona humana a educarse y a ser educado de acuerdo con sus posibilidades, está admitido y ha sido reconocido en todas las declaraciones sobre los derechos fundamentales del hombre. Dudar de su vigencia es retroceder siglos en la carrera de la historia.
Es un derecho no sólo para algunos individuos sino para todos, por lo que exige la desaparición de cualquier clase de discriminación que pueda producirse en el acceso a la educación por razones de raza, edad, sexo, religión, medios económicos, etc.

La familia es la educadora natural del niño, al que le unen los lazos de la herencia, la identidad de sangre y la continuidad psicológica de la estirpe. De ahí se deduce para los padres, con respecto de los hijos un derecho tutelar también universalmente reconocido, que se traduce en la obligación de dar educación adecuada a sus hijos. Es verdad que en muchos casos la pobreza pone impedimentos a ésta obligación, pero el Estado no debe ni puede desentenderse de este principio fundamental y tomar el rol de la familia desprovista de medios y brindar a niños y adolescentes el ámbito y los medios adecuados gratuitos, en la edad de educarse.

Es normal que los padres, en ejercicio de sus derechos, envíen a sus hijos a la escuela de su elección, la que le parezca más apta para prolongar, en el mismo sentido y con similar orientación, la educación impartida en la familia. Para que esta libertad pueda ejercitarse, el Estado debe ofrecer y permitir diversas alternativas cheap rolex replica uk educativas.

Para finalizar digo a los padres, que por haber dado la vida a sus hijos, tienen la muy grave obligación de educarlos y, por tanto ellos son reconocidos como sus primeros y principales educadores y cuando esto falte será el Estado quién tome a su cargo tal obligación, pero jamás privarlos de la posibilidad de recibir la educación necesaria e indispensable.

Volver arriba

 

Domingo 23 de Julio de 2017

 

Nombre de Usuario:

Contraseña:

¿Olvidó su contraseña?
 
Regístrese como Usuario

 

 


Institucional

Nuestra Historia

Invitación a Asociarse

Galería de Fotos

Enlaces de Interés

Editorial

Novedades

 


Bibliográficas

Concursos

Cuentos

Ensayos

Entrevistas

Infantiles

Libros

Plástica

Poesías

Relatos

 

VAS A PARTICIPAR DEL CONCURSO DE NOVELA HISTÓRICA BREVE?

SI

NO

SABES CUANDO CIERRA?

CREES QUE SERÁ MUY DIFICIL?

TE GUSTARÍA PARTYICIPAR PERO NO TE ANIMAS?

SABES QUE EL PRIMER PREMIO ES LA PUBLICACIÓN DE LA

ANIMO!!! A ESCRIBIR

LOS MEJORES TRABAJOS SE PUBLICRÁN TAMBIÉN EN LA PA

EL INSTITUTO DE CULTURA DE CORRIENTES AUSPICIA EST

EL CIERRE DEL CONCURSO ES EL 30 DE OCTUBRE DE 2015


Ver Resultados

Tercer Milenio en la Cultura
Asociación Tercer Milenio, Rosario, Argentina

Desarrollado por
Rodrigo Guidetti