Tercer Milenio en la Cultura

Es una publicación de la "Asocación Tercer Milenio"

Una mirada a la cultura desde las perspectivas de este milenio

Ensayos

El color en la literatura para los ciegos

 

por Ernesto Del Gesso

 

Versión para No Videntes    

 

 

Los personajes de ficción que en las obras literarias aparecen como ciegos, pertenecen a la pluma de muchos autores de renombre universal y de muy distintas épocas. Conforman un gran arco desde los preclásicos griegos hasta nuestros días. Todos ellos, ya sean poetas o escritores en prosa, abordaron la cuestión de la ceguera dando a sus personajes diversos roles o determinadas características propias de la incapacidad que los afecta.
Uno de estos rasgos, el color que le muestran sus ojos, lo observaremos en la producción literaria sobre ciegos de tres obras de autores de la talla de Ernesto Sábato, José Saramago y Jorge Luis Borges, cuyas respectivas temáticas del color nos llevará a confrontarla con una narración de Voltaire sobre la significación del color para los ciegos ubicada en un espacio histórico y en la que, al margen del tema, aflora su clásica ironía. Pero debe anticiparse que no todo será de ficción. Borges, trasmitirá un mensaje real, pero expuesto literariamente.

Ernesto Sábato fue galardonado en 1984 con el Premio Miguel de Cervantes, la más alta distinción que confiere España a escritores por las obras en lengua hispánica. Fue el segundo de los escritores argentinos en obtenerla. El Premio Cervantes se otorga en reconocimiento de toda la obra literaria producida por el autor laureado. De la vasta producción de Sábato, no hay duda que sobresale “Sobre héroes y tumbas”, en la cual, una de las partes que componen el libro, como largo fragmento autónomo, luego así editado, se titula “Informe sobre ciegos”.
“Informe sobre ciegos” Trata de un paranoico que se cree perseguido por una secta de ciegos. La fábula se transforma en género realista cuando se narran características propias de los que sufren la carencia del sentido de la vista y se amplía con los mitos que se tejen sobre ellos. El recurso de la oscuridad en la vida de los ciegos “...universo tenebroso. “es aprovechado para llevarlos a transitar lugares oscuros y tétricos. El perseguido creyó estar predestinado a morir a manos de la secta, pero la trama de la novela le asigna un destino peor para su muerte.

José Saramago, escritor portugués, fue galardonado con el Prêmio Camões, Camoens en castellano, equivalente al Cervantes español, que se otorga a escritores en lengua portuguesa. Fue instituido por Portugal y Brasil en homenaje al autor de la epopeya Os Lusiadas. Pero Saramago, además, goza de la más alta distinción literaria a nivel mundial. Es Premio Nobel de Literatura 1998. De su obra literaria hemos tomado para nuestro tema, una novela con título engañoso en cuanto a género literario y que está escrita con una peculiar forma de puntuación. El libro se titula “Ensayo sobre la ceguera”
“Ensayo sobre la ceguera” es una novela en la que se pone a prueba la actitud de personas ante situaciones límites, en este caso ciegas. Quedaron cegadas en forma repentina por una epidemia que no los dejó en al oscuridad, porque el color de su ceguera era blanco. Los primeros afectados fueron puestos en cuarentena en un antiguo manicomio que pronto quedó abarrotado. El encierro fue creando conflictos, mafias, humillaciones y muertes. La novela tiene final feliz. Todos recobrarán la vista, pero quedó de manifiesto la liberación de las contenciones que la vida en sociedad logra imponer a los seres humanos.

Jorge Luis Borges, escritor que además de haber sido el primer argentino en recibir el premio Miguel de Cervantes en 1979, se le puede considerar —y así lo ha sido en el mundo intelectual— Premio Nobel de Literatura, no otorgado. En nuestro tema, ocupa un lugar especial, no sólo por haber llegado a sufrir ceguera, sino porque los efectos de la misma fueron expuestos en forma literaria a través de una de las conferencias del ciclo de las Siete Noches, dadas en el teatro “Coliseo” de Buenos Aires en agosto de 1977. La conferencia que nos atañe la tituló “La Ceguera”.
“La Ceguera” fue una narración oral de su propia situación visual. Pero como las conferencias son fuente de literatura, resultó lógico que los textos de las piezas orales del ciclo dictado fueran publicados por una editorial de prestigio. Así, La Ceguera pasó a ser una página literaria más de su obra, relacionada con nuestro tema, por cuanto en un pasaje de la conferencia, expresó que el mundo de los ciegos es indefinido del cual emerge algún color. Más adelante, aclaró que en su caso, el color que sus ojos le muestran, es una neblina verdosa o azulada y vagamente luminosa.

Si bien, tanto los breves datos académicos de los autores como las escuetas síntesis de sus obras relacionadas con el color, han sido muy equilibradas en contenidos con respecto a cada uno de ellos, en Borges, se pueden agregar una proyección. Se trata de una mención que hace el periodista y escritor Jorge Fernández Díaz, director de la revista cultural ADN de La Nación, quién en un artículo sobre literarios, haciendo referencia a la ceguera de Borges, la llama amarillenta.

Por lo tanto tenemos que, además de los tonos Borgianos y el agregado expuesto, será blanca para Saramago y oscura para Sábato, quizás menos chocante que negra. La oscuridad de la ceguera también es manifestada por el escritor inglés John Milton, autor que Borges citó en la conferencia para destacar que fue uno de los tantos que la ceguera no le impidió continuar su obra. Milton quedó ciego a edad madura y con la ayuda en escritura y lectura de su esposa, hija y amigos, produjo uno de los clásicos de la literatura universal: El Paraíso Perdido.

La permanente alusión al color en el mundo de los personajes ciegos dan testimonio que el tema no es superficial y esto quedará demostrado en un breve trabajo sobre el tema de Francisco Maria Arouet, conocido por el seudónimo de Voltaire (1694+1778), polémico escritor francés, enciclopedista del siglo de las luces y la revolución. Entre sus múltiples escritos se encuentra una fábula sobre ciegos ubicada en un espacio histórico. Es el hospital fundado en 1254 por Luis IX, San Luis, conocido como el de los Trescientos por ser construido para esa cantidad de ciegos. También se lo llamó el Quinze-Vingts, por tener 15 salas con 20 camas cada una.

El cuento forma parte de una serie de escritos satíricos dirigidos a la soberbia de ciertos intelectuales de su época y es por esa razón que concluye con una ironía en el último renglón haciendo opinar de música a un sordo. Final excelente para el objetivo de Voltaire, pero que, si bien escapa a nuestro interés, todo el cuerpo de la pieza y la trama se refieren a un aspecto diferente de la misma temática de las obras de los tres autores citados con las que lo confrontaremos.

En el hospicio para ciegos el relato destaca que reinaba la paz y la concordia hasta que se planteó una cuestión relacionada con colores. La armonía se había logrado por el aprovechamiento racional de los sentidos que permitían diferenciar monedas, saborear vinos y aprovechar el superior olfato y oído que tenían con relación a los videntes. Pero uno de los internos logra liderarse dictatorialmente, domina el reparto de las limosnas y utiliza largas peroratas para convencer de su sabiduría al grueso de la comunidad. Un día habló de colores y declaró que la indumentaria de todos los ciegos era blanca swiss rolex replica for sale uk

Al no ser real la afirmación del caudillo, la divulgación del color de sus ropas a los videntes les acarreó burlas por parte de éstos en la calle. La cuestión fue planteada al dictador y como buen mandón ignorante, lo toma como una rebelión y dicta una nueva sentencia por la cual todos vestían de rojo. La decisión produjo el mismo efecto anterior en la calle con el agravante de haber sido motivo para terminar con aquella paz y armonía y todo pasó a ser tumultuoso y desordenado. En el breve escrito aparece un personaje sordo que leyó el cuento y señala que el error de los ciegos había consistido en atreverse a opinar sobre colores.

El último personaje, que para el esquema de Voltaire terminará opinando sobre música, había tenido una racional sentencia sobre el problema de los ciegos, además muy dura pero que para la confrontación propuesta con las obras anteriores, nos nuestra un aspecto muy diferente del tratamiento literario del color con relación a los ciegos. Además, explica la permanencia de la temática expuesta en el párrafo inicial de la minuta.
Rosario, 2008


Bibliografía

Sábato, Ernesto. “Sobre Héroes y Tumbas” Bs.As., Sudamericana, 1965.
Sábato, Ernesto. “Obra Completa – Ensayos” Bs.AS., Six Barral, 2º Ed. 1997.
Saramago, José. “Ensayo sobre la Ceguera” Bs.As., Six Barral, 5º Ed., 1998
Borges, Jorge Luis. “Siete Noches” Bs.As., FCE, 1980
Voltaire, (F. M. Arouet) “Obras Completas” T. I. Valencia, Sement Editor, 1892.
Diccionario de la Literatura Universal. Barcelona, Océano, 2006.
Biblioteca Virtual Tifolibros: “Ficciones sobre ciegos” en Internet.

 

VOLVER

 

 

Viernes 24 de Noviembre de 2017

 

Edición Digital de la Revista Tercer Milenio en la Cultura

Ver Revista N° 34

Ver Revista N° 33

Ver Revista N° 32

Ver Revista N° 31

Ver Revista N° 30

Ver Revista N° 29

Ver Revista N° 28

Ver Revista N° 27

 

 

Ingreso de Usuarios

Nombre de Usuario:

Contraseña:

 

¿Olvidó su contraseña?

 

 

 

 

Asociación Tercer Milenio

Institucional

Nuestra Historia

Invitación a Asociarse

Galería de Fotos

Enlaces de Interés

Editorial

Novedades

 

Colaboraciones

Concursos

Cuentos

Ensayos

Entrevistas

Infantiles

Libros

Plástica

Poesías

Relatos

 

Encuesta

Fuiste a la feria del Libro de Bs As?

Impresionante

Más gente que nunca


Ver Resultados

Tercer Milenio en la Cultura
Asociación Tercer Milenio, Rosario, Argentina

Desarrollado por
Rodrigo Guidetti